La Justicia fueguina obliga a volver a Río Grande a una mujer violentada por un exfuncionario

La mujer se separó de su expareja el año pasado. Volvió con su bebé a Las Lajitas, su ciudad de origen, donde tiene una red de afectos que la contiene. Ahora dos juezas (una de ellas fueguina) le ordenan regresar a Río Grande o entregar el niño para que retorne solo con el progenitor.

JUDICIALES 06/03/2024 El Glaciar TDF El Glaciar TDF
20240306061230_photo_2024_03_06_06_12_10
La Justicia fueguina obliga a volver a Río Grande a una mujer violentada por un exfuncionario

Una mujer de 40 años, oriunda de Las Lajitas, localidad del sur de Salta, que logró salir del círculo de violencia de género que ejercía su  expareja, L.P., un abogado de 61 años y exministro de Tierra del Fuego, con el que convivía en Río Grande y con quien tuvo un bebé, ahora está luchando contra la decisión de dos juezas, de las dos provincias, que le ordenan retornar al hijo con el progenitor al sur del país.

"Me angustia la restitución de mi hijo. El padre se lo quiere llevar. Me separé por hechos de violencia. Venía aguantando hace mucho tiempo y él no cambiaba", contó la mujer a Salta/12.

T. se separó de L.P. en agosto de 2023. Lo denunció en Río Grande por violencia de género (psicológica y verbal) e intrafamiliar, a raíz de lo cual consiguió una perimetral y en paralelo inició un juicio solicitando el cambio de radicación del niño.

"Yo lo denuncio cuando me voy de su casa. Mi hijo también sufrió violencia en la casa donde yo vivía con él", contó. "Dos meses viví sola con mi hijo solicitando a la justicia poder irme de buena manera pidiendo la radicación aquí en Salta. No tuve respuesta de la justicia allá (...) y no se movía el expediente. Por eso yo me vine, refugiándome en mi provincia", sostuvo. 

La mujer regresó con su bebé a Las Lajitas con su familia. En esta localidad tiene dos hijos más y una red de afectos que la contiene. También comenzó a trabajar en la localidad de Joaquín V. González y logró independencia económica. En Río Grande no tiene nada de esto, ni un hogar, y debería afrontar la situación con su expareja en situación de vulnerabilidad y desarraigo.

Sin embargo, la jueza de Familia y Minoridad N° 2, Mariana Montero, de Río Grande, le ordenó volver con el pequeño que ya tiene dos años y regresarlo a Río Grande, o entregarlo al padre para que se lo lleve. Esta magistrada argumenta que el "centro de vida" del bebé es en esa provincia. Por otro lado, la jueza del departamento Anta en Salta, Patricia Rahmer, resolvió el viernes último que se debe dar cumplimiento a aquella orden y está prevista una audiencia hoy para que la mujer entregue al niño o diga cómo lo va a restituir.

A contrarreloj, el defensor civil de Anta, Virgilio Varela, en representación de la madre, y la asesora de Incapaces, María Susana Zenzano Poma, en representación del niño, presentaron dos recursos de apelación con efecto suspensivo contra la sentencia de la jueza de Tierra del Fuego.

Sin embargo, la madre dijo que ya el defensor le comunicó el martes que se prepare para entregar al niño este miércoles o decir cómo va a llevarlo.

Zenzano Poma solicitó la suspensión de la audiencia citada para hoy y que se aparte a Rahmer de la causa. La asesora ya había pedido que se mantenga el statu quo del niño al lado de su mamá y entre sus últimas actuaciones elevó un pedido al Juzgado de Garantías para que se suspenda el régimen de comunicación del niño con el padre y que se disponga para el progenitor la prohibición de ejercer actos de violencia.

Denuncias contra el progenitor y la jueza

La madre del pequeño denunció al progenitor por lesiones porque después de una visita, devolvió al niño con dos hematomas en el rostro.

T. explicó que la jueza Rahmer dispuso un régimen de comunicación con el progenitor y le ordenó llevar al niño desde Las Lajitas a Joaquín V. González tres veces en la semana por una hora y media, de 10 a 11.30. Desde hace dos meses la madre tuvo que acomodar su tiempo y su economía para cumplir con dicha medida. 

El viernes último la abuela y tía materna del bebé lo llevaron al juzgado para que lo viera el padre. A la hora de retirarlo, se dieron con la novedad de que el progenitor había sido autorizado por la jueza Rahmer a llevárselo el fin de semana.

"Hice la denuncia por abuso de poder, de autoridad y por violencia institucional", contó T.  El viernes último denunció a la jueza por tomar la decisión de prolongar el tiempo de visita sin consultarle.

"A raíz de esa denuncia, me entregan el niño el sábado", contó. La mujer dijo que la hicieron ir a Joaquín V. González para buscarlo, esperó varias horas sin que se lo devolvieran y tuvo que regresar a Las Lajitas. Finalmente, el progenitor le llevó al hijo con la policía a Las Lajitas el sábado a las 18.

T. denunció de forma posterior al padre del bebé. Dijo que el niño tenía dos hematomas en el "cachete derecho y en el lado de la ceja", detalles que advirtió cuando le tomó una fotografía. Indicó que hizo constatar estos hematomas con un médico de Las Lajitas. Asimismo, denunció el incumplimiento de la perimetral de parte de su expareja porque se acercó a ella cuando fue con los policías a devolverle al hijo.

El abogado Jorge Sánchez, representante del progenitor del niño, explicó a Salta/12 que su cliente hizo revisar al bebé el lunes en su horario de visita con una pediatra y mencionó que los hematomas que señaló la madre eran imperceptibles a simple vista, negó que hayan sido producto de un delito.

Sánchez dijo que habían solicitado una "prueba piloto" para que el padre pasara más tiempo con el hijo, ante la posibilidad de una resolución favorable de Rahmer para llevárselo al sur. "La jueza dejó firmada su solución interlocultoria donde hace lugar", contó. Precisó que la magistrada dispuso que el nene visite al padre desde el viernes hasta el lunes y "que se la notifique en el momento a la señora". Sin embargo, a raíz de la denuncia, lo entregó antes. 

Sin perspectiva de género

T. amplió la denuncia contra la jueza Rahmer en la policía y el lunes la denunció en la Superintendencia de la Corte. Señaló "la falta total de perspectiva de género" y afirmó que le dice que ella no eligió al padre del hijo, que "vuelva a Río Grande" y si "no tiene donde vivir es su problema porque está en falta".

La madre señaló que la magistrada dispuso un régimen de visita "sin preguntar los días, los medios de transporte y quién se haría cargo". Planteó que "no hay cuota alimentaria" y que el progenitor no paga los gastos de transporte.

Añadió que viene gastando desde hace dos meses $60.000 semanales en transporte para llevar al niño de una ciudad a la otra en los horarios dispuestos por la jueza, y para poder cumplir con esta medida la ayudan sus familiares. Precisó que el progenitor del niño tiene altos ingresos pero solo "colaboró" con $30.000 para la manutención del nene en octubre, noviembre y diciembre; en enero le pasó $50.000 y en febrero no recordó bien si fueron $80.000 o $100.000.

Además, T. denunció que la jueza permitió que la defensa de su expareja cuestione su vida privada en audiencia. Asimismo, dijo que su exconcubino maltrató a la asesora de incapaces y a sus letradas. 

El abogado Jorge Sánchez también mencionó una audiencia en la que T. y su cliente estuvieron cara a cara. Aunque consideró que no están prohibidas las audiencias conjuntas, el artículo 9 de la ley 7888 establece "en todos los casos se evitará la coincidencia física entre agresor y víctima. Excepcionalmente, cuando fuere necesaria e inevitable la coincidencia, se arbitrarán los medios para prestar especial atención a la víctima".

"Me expusieron, eso fue lo peor de todo. Ponerme delante del agresor, pero yo no hablé, sólo habló mi letrado el doctor Varela", manifestó T. 

La mujer expresó que se siente "violentada institucionalmente" por la jueza, y considera este proceso persecutorio por el sólo hecho de haber regresado a Las Lajitas para resguardarse de hechos de violencia.

Recusaciones por respaldar a la madre

A fines de diciembre, el progenitor del niño llegó a Joaquín V. González con la orden del juzgado de familia de Río Grande para requerir la restitución. Intervino entonces la jueza de Personas y Familia con competencia en Violencia Familiar y de Género, Andrea Verónica Viarengo.  

El abogado Sánchez dijo que primero pasaron siete días sin respuesta. Después "la jueza nos dijo que ella no iba a quitarle al menor de los brazos a la madre. Ante el adelanto de la resolución se la recusa", sostuvo.

"En el medio, ella (Viarengo) entra en feria, la reemplaza el doctor (Héctor Sebastián) Guzmán, no hizo nada, entonces se los recusa a los dos por falta de cumplimiento a sus deberes de funcionario público", explicó Sánchez. Indicó que las recusaciones están en trámite en la Sala 2 de la Cámara de Apelaciones. La mamá del niño dijo que el juez Guzmán le dio el cuidado provisorio.

Te puede interesar
20-anos-a-walter-arias-por-abuso-a-su-hijastra_Shro

20 años a Walter Arias por abuso a su hijastra

El Glaciar TDF
JUDICIALES 04/04/2024

La pena comenzó a aplicarse tras el fallo. Arias había sido detenido el año pasado en Neuquén donde había permanecido prófugo por varios años. Se consideró como agravante que la menor abusada, que quedó embarazada y ya tuvo al bebé, y fue sometida a prácticas abortivas.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email